cerrar
holi, aca va el contenido
Loader

mundo

Por dios...

Andreas M. (57 años), en Freital, Alemania, levantó su brazo para realizar el saludo nazi provocando a un grupo de manifestantes que protestaban en defensa de los derechos de los refugiados. Un policía se acercó con calma por la espalda, le obligó a bajar suavemente su brazo y le informó que estaba bajo arresto por "uso de gestos atribuibles a organizaciones inconstitucionales y criminales".

Si se le acusa, se enfrenta a 3 años de cárcel.

Comparte este Post