cerrar
holi, aca va el contenido
Loader

En 1989, Pinochet se reunió con un grupo de mapuches pertenecientes a los Consejos Regionales que lo nombraron Futa Lonco (Gran Autoridad). En el diploma, con fecha del 20 de febrero, se leía: "La Junta General de Loncos y Caciques de Nueva Imperial y de las 30 comunas de la IX Región de la Araucanía, acordó nombrar a S.E., el Presidente de la República Capitán General Augusto Pinochet Ugarte, Ulmen Futa Lonco; es decir, su Jefe Máximo, Conductor y Guía, por haberse preocupado desde el inicio de su mandato presidencial de que el Pueblo Mapuche recuperara su dignidad y recibiera los beneficios sociales y la propiedad de su tierra que históricamente le fue negada". "Ya no existen mapuches, porque todos somos chilenos". Esta frase que data de 1979, cuando Augusto Pinochet habló en Villarrica, no es tan recordada como otras expresiones del Capitán General. La tolerancia racial y religiosa fue una característica del pinochetismo y del régimen militar autoritario, pues no existió persecución a ninguna raza, etnia o religión. Ya que todos los chilenos tenemos sangre indígena, no podemos negar nuestra ascendencia, así como los mapuches no pueden negar la identidad nacional chilena.

Comparte este Post

Comentarios